¿Capturar o vivir el momento?


Cada vez que nos disponemos a tomar una fotografía considero que siempre nos envolvemos en el siguiente dilema: ¿capturo o experimento el momento?

Los que aman o se dedican a la fotografía profesionalmente ya deben haber analizado este asunto, porque cada vez que se presenta la oportunidad de una buena captura se debe decidir si lo quieres guardar o lo quieres  vivir. Poseer una cámara es solo tener la oportunidad de revivir un momento a voluntad y poderlo compartir con otros pero no sustituye experimentarlo con todos
nuestros sentidos.

A veces nuestro contacto directo con la realidad puede producir un conjunto de sensaciones mucho más valiosas que las que podemos obtener de una fría fotografía, lo que hace que este dilema sea crucial a la hora de realizar una captura con nuestra cámara.

Me gusta capturar momentos, paisajes, personas, pero a menudo me veo frustrado en el intento de llevarme el momento en una imagen porque casi siempre fallo, es decir, por magnifica que sea una foto, la realidad siempre la supera con creces.

En lo que va de siglo las industrias de tecnología han apostado por la masificación de la fotografía, una amplia gamma de  dispositivos trae una cámara incorporada y obtener un equipo fotográfico de calidad aceptable está cada vez más alcance de cualquier persona. Sin embargo a pesar de la popularización, considero que la fotografía no ha aumentado su valor, más bien se ha banalizado y pareciera que poco a poco va perdiendo su magia.

Hay quienes dicen que la fotografía cada vez más se ejecuta como mecanismo para la reafirmación o autoaceptación, un acto que esconde muchas veces el ejercicio del ego, de esa forma, los resultados valiosos tienden a ser pocos.

Hay momentos que decides capturar en fotos pero hay otros que sencillamente te arrepentirás de no haberlos vividos plenamente.  Por ello, cuando estés nuevamente detrás de una cámara intenta responder la siguiente pregunta: ¿capturarás o vivirás el momento?

© Alejandro Guipe | Derechos Reservados.  http://alejandroguipe.com

Te invito a ver también:

La trampa de las redes sociales y los teléfonos inteligentes

Te busco

Ruta a Río Brito

Mientras dormía

Paradas sin memoria

7 consejos para aprender un nuevo idioma