7 consejos para aprender un nuevo idioma



Para los estudiantes,  profesionales  e incluso los viajeros o los aventureros, aprender un nuevo idioma es tarea obligada. Ya sea por motivos  ligados a abrir camino a nuevas opciones laborales o como simple meta personal o intelectual, asimilar una lengua nueva es un proceso cargado de valiosas experiencias.

En mi caso fue el inglés la primera lengua con la cual me enfrenté después de mi lengua materna, supongo también que es el caso de la mayoría.

Desde muy temprano, gran parte de los sistemas educativos en el mundo se concentran en enseñar el Inglés como segunda lengua con el objetivo de que las generaciones crezcan con facilidades para insertarse en el mundo globalizado. El Internet, los negocios, las publicaciones científicas, la cultura de masas, es decir, gran parte de todas las actividades relevantes en el mundo son dominadas por el Inglés y cuando no es el caso, siempre se presenta la necesidad de traducir a este idioma.

Es curioso notar que a pesar de que mucha gente inicia con el Inglés desde temprana edad, muchos no logran dominarlo o comprenderlo completamente. Es probable que la mayoría de las personas en el planeta reciban al menos 6 años de formación en Inglés, con esa cifra agrupo los años que pasamos en el colegio, en bachillerato, los que asistimos a la educación superior, y si no es tu caso, entonces completaría ese tiempo con los cursos o mejoras profesionales que muchos nos apuntamos para alcanzar mayor habilidad del idioma.

En el vasto mundo de las lenguas considero, después de haber recorrido las estructuras básicas de 4 idiomas incluido el nativo Español, que el Inglés es la lengua mas sencilla que se pueda aprender en términos de sintaxis y complejidad. El Ingles gana con creces a muchos idiomas cuando se trata de asimilar rápidamente las habilidades escritas y orales.
Un artículo del portal abc.es titulado: ¿Cuáles son los idiomas más fáciles y difíciles de aprender? publicó que: basándose en la cantidad de tiempo que tarda un hablante nativo norteamericano en dominar el habla y la lectura, dominar un idioma difícil podría llevar poco menos de 2 años (1,69). Entonces, ¿por qué tanta gente en el mundo dedica al menos 3 veces esta cifra y la mayoría no alcanza la competencia media o avanzada? Opino que la razón es porque la metodología empleada es incorrecta.

Expondré en este texto 7 consejos que considero que debemos tener cuenta para aprender un nuevo idioma de una forma sólida y rápida independientemente de tu lengua materna o tu habilidad para aprender idiomas.

1. Aprende bien tu propio idioma

Parece obvio  pero  un porcentaje muy grande de personas, incluidos profesionales y académicos, no domina bien su propia lengua. Sea cuál sea tu lengua nativa, preocúpate por adquirir las mejores habilidades con ella, ya que la principal fuente de tu inteligencia y creatividad vendrá sin duda desde idioma materno o aquel con el cual hayas tenido mas exposición.

Saber leer y comprender los textos, escribir correctamente y expresarte adecuadamente en tu propio idioma es clave para poder ascender rápidamente en otro. Todo idioma contiene un conjunto de valoraciones, significados, conceptos, ideas y formas de pensar particulares. 

Tu capacidad intelectual aumenta significativamente cuando eres capaz de comprender los conceptos e ideas mas complejas que se expresan en un idioma, de modo que cuando emprendas tu viaje hacia el aprendizaje de una nueva lengua contarás con una base de datos más amplia para comprender los referentes equivalentes en una nueva lengua.

Ten en cuenta que solemos hacernos entender mejor y comunicarnos con efectividad en nuestra lengua nativa o en la que más tiempo hayamos estado expuestos. Sólo en esa lengua podrás hacer los aportes de ideas mas valiosas y con la que seguramente mejor te podrás hacer llegar tus sentimientos y afectos.

2. Seguir el orden natural del aprendizaje

Hay una falla en el sistema tradicional en lo que respecta a la enseñanza de idiomas ya que considero que inician por la vía incorrecta. ¿Recuerdas cómo aprendiste tu lengua nativa? ¿Cómo fue? ¿Hablando cierto? Así es que deberían aprenderse todos los idiomas. Primero se debe iniciar practicando el habla, haciendo conexión entre los conceptos, las actividades y los sonidos para hacerte entender, no aprendiendo gramática.

Todos pasan probablemente los primeros 6 años de vida sin saber escribir o leer muy bien, sin embargo los niños pueden hacerse entender perfectamente en la mayoría de las situaciones, por ello creo que es muy importante que inviertas el orden en el aprendizaje de tu idioma y comiences por hablarlo primero, haciendo conexiones entre los sucesos, los sonidos y las palabras, en el orden, en la forma del habla. Luego podrás enfocarte en la gramática del idioma.

3. Aprender suficiente vocabulario

Podría decirse que las ideas son un conjunto de palabras conectadas. Lo que diferencia una idea de otra en un aspecto superficial son las palabras. Por ello antes de aprender como conectarlas comienza a sumar a tu base de datos las palabras y sus sonidos, mientras mas palabras reconozcas mas avances podrás realizar en el idioma cuando sea necesario aprender a leer o redactar bien, por lo tanto, aprende muchas palabras. La media de palabras básicas en varios idiomas suele rondar las 3500 palabras. Seguramente con esa cantidad de palabras puedes comunicarte lo suficiente en la mayoría de las situaciones.

4. Asimilar la cultura

Cuando crecemos estamos expuestos la mayor parte del tiempo a una determinada cultura, de ella heredamos naturalmente el idioma. Dada una palabra en un idioma es posible que no encontremos un equivalente, aún teniendo traducción. También sucede que una misma palabra pueden tener significados distintos en un mismo idioma, ya que pueden diferentes interpretaciones de acuerdo al lugar, la raza o la clase social, todos elementos culturales. Por ello, cuando inicies un nuevo idioma, sigue el orden natural como lo había comentado en un punto anterior: aprende a hablar, aprende vocabulario y luego asimila la cultura, de ese modo aprenderás mucho mas rápido y el avance será más solido que la simple memorización mecánica de estructuras y gramática.

El proceso de asimilación la cultura puede abordarse desde varios aspectos, uno de ellos es leer. Puedes empezar con lecturas simples tal cual como hacen los niños. Ver películas en ese idioma, sintonizar noticieros de los lugares en el que se habla el idioma, conocer la geografía e historia del lugar, navega en Internet o visita páginas en ese idioma.

Si nuestro objetivo es hacer vida en un determinado país entonces dedica tu tiempo a investigar el sistema social, si reconocer su moneda, la moda, las diferencias entre la clases sociales del lugar, la música y el arte, los símbolos, la farándula, ala comida, sus productos más populares, las marcas locales. Cuando hacemos esto comenzamos rápidamente a asimilar más palabras y se nos hace mas fácil comunicar ideas  porque al estar constantemente bombardeado de la cultura de la cual intentas aprender el idioma, las conexiones con lo que ves y las palabras que estas aprendiendo se establecen mucho mas rápido y aseguras tu fluidez en un corto plazo.

5. Nivela tus capacidades en la lengua nativa con las de la nueva lengua

Ya aprendidos los sonidos, la dinámica de los acentos, el vocabulario y asimilada la cultura globalmente, no queda otro paso que comenzar a aprender la estructura, es decir, es hora de aprender a escribir y correctamente.

Cuando comenzamos formalmente a comprender la estructura del idioma, comienza a abrirse la oportunidad de aportar nuevas ideas, valoraciones y conceptos nuevos dentro de la cultura, es decir, ya pasamos de ser receptores o individuos pasivos en ese idioma a ser individuos activos que aportan nuevas visiones y nuevos elementos.

Pero tu capacidad de ser mas o menos relevante en el mensaje o ideas que quieres transmitir será proporcional a tu inteligencia y dominio de los conceptos mas avanzados, si eres un adulto, entonces poco a poco tendrás que ir preocupándote por reconocer los conceptos técnicos que en tu vida laboral, profesional o académica desarrollaste en tu lengua materna. Dicho de otro modo, si eres un estudiante universitario o un profesional entonces debes comenzar a releer todo tu conocimiento adquirido en el nuevo idioma. Aprecia las ciencias desde el otro idioma, la filosofía, la historia, aprende todo lo que has aprendido hasta ahora en tu lengua materna y aprende a reconocer los mismos conceptos en el nuevo idioma.

6. Cambia tu forma de pensar

Podrás aprender a hablar, tener bastante vocabulario, asimilar la cultura y adquirir las habilidades técnicas con el nuevo idioma, sin embargo, si no has cambiado tu esquema mental durante el proceso es posible que todo el trabajo invertido pierda significativamente su valor.

Durante todo el proceso de aprendizaje del nuevo idioma seguramente te habrás dado cuenta que hay cosas que no encajan, que hay palabras que no suelen tener la traducción esperada y que a veces no es posible establecer ideas equivalentes satisfactoriamente. Todo esto es normal. Cuando comienzas a notar estos aspectos acabas de identificar lo que yo llamo la barrera de los esquemas mentales.

Cada idioma existente aprecia la realidad de una forma distinta. Eso quiere decir que al pasar de una lengua a otra puede que aparezcan conceptos nuevos y otros simplemente desaparezcan. Un alemán, un italiano, un noruego, un español y un canadiense no perciben la realidad de igual forma, existen sus puntos coincidentes y otros en los cuales a pesar de referirse a un mismo concepto, se avistan diferencias.

La razón por la cual muchos afirman que aquellos que dominan varios idiomas son más inteligentes es porque ellos han superado varias barreras de esquemas mentales y se han adaptado a percibir conceptos desde distintos ángulos, se han adaptado a pensar las ideas presentes en distintas culturas.

Comparando el idioma Castellano y el Inglés, estarán de acuerdo conmigo cuando afirmo que hay cosas que no son posibles traducir de un idioma a otro. Hay ideas que simplemente son comprensibles en su totalidad cuando se le ve desde el idioma donde surgieron. Por ello no te enfrasques en mantener tu estructura mental cuando aprendas un nuevo idioma, piensa como lo haría una persona de esa cultura.

Cuando comencé a pensar en Inglés, mi capacidad de aprendizaje y razonamiento aumento considerablemente en ese idioma. Me di cuenta que gasté gran parte del tiempo de mi formación en ese idioma pensando en Castellano y no debe ser así. El Castellano suele ser mucho mas difícil y complejo, tiene un tamaño mayor, más tiempos verbales, y muchas maneras de decir las cosas. Mientras que en el Inglés, tiende a ser poco más pequeño en comparación y suele darse el caso de que una misma palabra sirve para un universo de posibilidades. Esto que acabo de decir no es algo trivial y puede resultar hasta polémico, por ello les invito a confirmar estas declaraciones en un estudio realizado en la Universidad de Murcia titulado: El inglés y el español desde una perspectiva cuantitativa y distributiva: equivalencias y contrastes.

Poco a poco comprendí de que no debía gastar mi energía en encontrar ideas equivalentes. Cuando comencé a pensar en el otro idioma mejoré significativamente mis habilidades en lectura y redacción, es decir, consolide el nivel avanzado del idioma.

7. Interactúa con más personas cuya lengua nativa es aquella que estás aprendiendo

¿Qué es lo que te ancla finalmente a una cultura? La gente. Podrás visitar los más hermosos lugares del planeta pero si la gente de ese sitio no te agradó, te trato mal o no tuviste buenas experiencias con las personas de ese sitio, quizás lo terminaras odiando u olvidando. Así considero que pasa también con los idiomas, su gente es lo que te ancla al idioma y hace algo inusualmente vivo. Por lo tanto te invito a interactuar directamente con la gente que es nativa del idioma que quieres aprender. Esas interacciones se pueden abordar desde varios ángulos: puedes asistir a festivales, fiestas o reuniones con gente que comparte ese idioma, a rituales culturales, a restaurantes tradicionales, visitar los lugares o comunidades dónde solo se habla en ese idioma, hacer amigos en ese idioma es muy productivo también. Admito que cuando comencé a interactuar con personas nativas en el idioma que estaba aprendiendo me sirvió muchísimo, algo que me pasó con el Mandarín. Comprendí que la verdadera forma de comunicarse no es aquella que ves en los libros, en las películas o en el noticiero, que suelen ser elementos culturales procesados. Pude notar sus modismos, su forma de hablar, ver sus costumbres de cerca, sus psicología, sus conductas, la belleza y fisonomía de esas personas, sus miedos, sus inquietudes, su fortalezas, sus virtudes y sus defectos, cuando los ves así de cerca te vas enamorando del idioma, se va haciendo parte de ti y finalmente dentro de poco estarás hablando un nueva lengua.

© Alejandro Guipe | Derechos Reservados.  http://alejandroguipe.com

Te invito a ver también:

La trampa de las redes sociales y los teléfonos inteligentes

Te busco

Ruta a Río Brito

Mientras dormía

Paradas sin memoria